.El blog de Pintochampion, con un montón de secciones: Los lugares de Pinto, el resumen semanal, Pintochampion 2.0 , la sección de chistes y sección de cine...

miércoles, 18 de julio de 2018

Orlando&Riviera Maya (I): Universal Studios Orlando


Tras un periodo vacacional aquí está nuevamente Pintochampion para narrar un nuevo viaje. Esta vez me ha llevado a tierras américanas a Orlando y Riviera Maya concretamente.
Salimos de Bilbao el viernes 29 sobre las 6:50 de la mañana, he de decir que coincidimos en el aeropuerto con un montón de viajes de jóvenes y tardamos más de lo habitual en facturar y entrar. Nuestra primera parada era Amsterdam (pero no llegamos a salir del aeropuerto, únicamente se trataba de una escala). La escala era de 5 horas con lo que nos dio tiempo mas que de sobra a dar vueltas por las diferentes tiendas e incluso a comprar algo y desayunar tranquilamente. Sobre las 14.00 cogimos el segundo avión del día, este sí el que nos iba a llevar a nuestro primer destino Orlando. Tras un vuelo de 10 horas bastante tranquilo, llegamos a tierras estadounidenses, y una vez más nos tocó esperar un buen rato para poder pasar el control (mas de 2 horas), no entiendo muy bien como en ciertos aeropuertos pasas por una máquina con el pasaporte y si todo está correcto ya te vale, mientras que en otros tienes que esperar una cola inmensa. Bueno al salir nos llevamos la primera sorpresa, se supone que tenía que haber alguien esperando a la salida para llevarnos hasta el hotel, pero allí no había ni un alma. Llamamos a la compañía y nos dijeron directamente que cogiésemos un taxi, que por política no esperaban más de 2 horas (esto indicar que en e boleto no aparece escrito en ningún lado). Bueno pues nos buscamos la vida como pudimos y llegamos al nuestro hotel el Best westen Lake Buena Vista a descansar.

Al día siguiente nos tocó madrugar para coger un taxi que nos llevase hasta Universal Studios, parque en el cual teníamos previsto pasar el día. No tardamos mucho desde la zona de Disney Springs (donde estaba el hotel) hasta el parque Universal fueron apenas 20-25 minutos y salió unos 28$. Merece la madrugar y llegar un poco antes de que abran ya que apenas hay gente y puedes montar en las atracciones y simuladores sin ninguna cola. Yo cogí fastpass para un día, ya que así me podía montar y no tener a Itziar esperando. Aun así a primera hora como he indicado como no había nadie montamos sin colas en la atracción de Shrek y de Transformers, dos simuladores que son una pasada, sobre todo el último. Luego recorrimos las distintas zonas del Parque, empezando por SimpsonLand, donde nos sacamos fotos y monte en la atracción (otro simulador). De allí recorrido por las calles de San Francisco y de New York y de allí al mundo de Harry Potter. La verdad es que no soy muy fan de la saga del joven mago, pero he de decir que lo que hay montado en el parque es una pasada, compras una varita y enfrente de casi todos los escaparates puedes hacer que las cosas se muevan, que caiga agua, que canten unas cabezas, que baile un esqueleto...vamos que puedes hacer magia. Además cuenta con un simulador del banco muy chulo. De allí nos cogimos el Howards Express hasta el otro parque. Dentro del tren simulaban un viaje en el que aparecen hasta Dementores, merece la pena. Si el pueblo es una pasada, lo que hay en el otro lado es aún más espectacular, incluyendo el colegio de Howards que cuenta con otra atracción de simulador. Nos dedicamos a dar vueltas por las diferentes tiendas de varitas y nos dirigimos a Jurassic Park (como mola atravesar andando la mítica puerta de la película). Allí monté en el paseo de parque Jurásico, que cuenta con una caida al agua al final, es un recorrido chulo. Puedes comer perfectamente en esta zona del parque (hamburguesa, pizza...) . Más tarde calló una tormenta enorme y nos tuvimos que refugiar. Después monte en el simulador de King Kong (en esta atracción más vale que lleves fast pass o mires la opción de single rider ya que si no te espera una cola de más de 100 minutos, lo mire los 2 días que estuve y de ahí no bajaba).  De allí a la zona de Marvel donde está la montaña rusa de Hulk y donde puedes sacarte fotos con los diferentes personajes).  De allí volvimos andando al otro parque(no está lejos pero merece la pena una de las veces coger el Howards express). Allí monté en la montaña rusa de rock&roll una pasada la subida vertical. Y vimos las parada de los personajes (un poco justa en mi opinión, cortita y con pocos personajes). Luego una vuelta y foto con los transformers, es verdad que te sacan fotos con la cámara de la gente del parque pero son bastante majos y te sacan con la tuya también. Ya por la noche salimos y cenamos en el Hard Rock que se encuentra justo fuera. Muy grande el restaurante y amplio (comparado con otros de la misma franquicia). Al salir puedes pasar por la fábrica de chocolate, aunque nosotros sacamos fotos y nos cogimos el taxi de vuelta al hotel a descansar.






Al día siguiente nuevamente a Universal, si bien el día anterior monté en las atracciones ahora tocaba ver los espectáculos. Aun así hicimos un descubrimiento, las colas de Single rider, si vas a una atracción y te vas a montar tú sólo o no os importa montar separados, merece la pena ya que son mucho mas cortas y en nada estás montado como el resto del mundo en la atracción (de hecho yo lo hice el simulador de Howards y apenas espere 5 minutos cuando la cola estaba entorno a 60 en el otro lado). A primera hora lo que hicimos y dado que los espectáculos empezaban a las 10, fue ir a desayunar a SimpsonLand donde pudimos sacarnos una foto con la familia Simpson y degustamos las ricas rosquillas que suele comer Homer. De allí fuimos al New York ride de Jimmy Fallon en el Tonight show, un simulador en el que parece que vas en coche y paseas por New York y hasta por la luna sin moverte del sitio. Al salir vimos el espectáculo de Sing It en el que cantaban en plena calle, luego vimos el de los builders, en el que unos obreros hacía percusión con materiales de obra y de allí fuimos a la zona infantil, donde montamos en el ET ride y nos sacamos fotos con Bob esponja. A las 12.00 vimos el espectáculo de los animales (muy chulo con perros y entretenido) y luego el Fear Factor, donde los concursantes (visitantes del parque que pasaron un casting), hacían varias pruebas, metían la cabeza con cucarachas y se comían un batido de gusanos. Un poco asqueroso la verdad.  De allí al otro parque a comer en el pueblo de Harry Potter (Comimos en la cantina, no era muy caro y se estaba decente la comida)y luego a ver el mundo infantil donde había atracciones chulas para los niños. Aprovechamos para hacer compras durante la tarde, antes de que sobre las 21.00 viésemos el espectáculo nocturno sobre la fachada de la escuela de Howards. Luces y fuegos artificiales bastante chulos, merece la pena esperar para verlo justo cuando anochece.  Cansados salimos del parque y fuimos a dar una vuelta por Disney Springs, un complejo con multitud de tiendas y con mucha gente cercano al hotel que teníamos. De allí a la cama a descansar.



viernes, 4 de mayo de 2018

Escapadita por tierras del Quijote

Una vez más aquí estoy para narrar un nuevo viaje. Esta vez y por un periodo breve nos hemos dirigido a las tierras del Quijote, concretamente a un destino que hacía tiempo que tenía en mente, Cuenca.
 
Salí prontito por la mañana del lunes y pasé a recoger a Itziar por Alcalá de Henares donde se encontraba tras pasar el fin de semana con sus primas. Estuvimos desayunando tranquilamente y a media mañana emprendimos nuestro trayecto hacía Cuenca. El viaje no fue muy largo desde Alcalá y llegamos entorno a las 13.30. Nos alojamos en el Hotel Torremangana, un hotel 4estrellas ubicado cerca del centro de la ciudad, aunque algo antiguo. Tras dejar las cosas en el hotel nos fuimos hasta el centro histórico donde empezamos nuestro recorrido en el Puente de San Pablo (el puente de hierro que te adentra en el casco histórico), desde aquí se pueden tomar buenas fotos de las famosas casas colgantes de la localidad. Tras cruzar el puente dimos una vuelta por las calles de la ciudad hasta llegar a la zona de Catedral donde paramos a comer en un restaurante un menú del día.  Al acabar pusimos rumbo a la zona del castillo, lugar donde se pueden sacar unas buenas panorámicas de la ciudad. Como Cuenca no es muy grande y nos daba tiempo cogimos el coche hasta la ciudad encantada. Se encuentra a unos 30km de Cuenca y la carretera es de montaña y algo estrecha, pero se llega bien. Llegamos sobre las 18.00 (apurando ya que la taquilla la cerraban a las 18.30). Dentro del recinto puedes estar hasta las 20.00 haciendo un recorrido por las diferentes rocas de entorno a 3km. Es chulo la verdad ver las diferentes formas en las rocas y que cada uno saque sus conclusiones de a que se parecen. El paseo es llevadero y no hay que subir amplias cuestas (se puede hacer con niños sin problemas). Es sorprendente ver cómo han cogido diferentes y curiosas formas las rocas. Salimos del parque sobre las 20.00 y de allí nos fuimos a cenar, como hacía fresco cenamos en un centro comercial y de allí al hotel a descansar.
 


El martes nos levantamos tranquilamente a las 10.00 y tras desayunar y hacer el check out, pusimos rumbo a la ciudad de Guadalajara. Desde Cuenca se tarda poco más de 1hora y 20 minutos en llegar. Aparcamos en el centro de la ciudad y de allí dando un paseo se accede sin problemas a los edificios más característicos como el Palacio del infantado o la concatedral. La verdad es que no hay mucho que ver, pero para un paseo te da. Tratamos de comer en un restaurante local, pero decía que estaba lleno (por reservas, aunque pinta de estar medio vacío y con lo que tardó la gente nos habría dado tiempo a comer). Con lo que acabamos comiendo nuevamente en un centro comercial y de allí y tras un viajes de unas cuantas horitas (con parada para descansar), llegamos a Bilbao entorno a las 20.30.